HISTORIA DE LA ACADEMIA

New Page 1

 

Entrevista  a nuestro director-instructor; Sensei Orlando Galicia 4º Dan de Aikido (Orando Tachi Ichi); quien tiene la responsabilidad de entregar en cada sesión de practica las principales directrices formativas y concernientes al camino correcto del Aikido.

 

¿Cuál es la trayectoria de la Academia de AIKIDO en Iquique? 

Bueno más o menos el año 1981 empieza el regreso de Brasil, de haber estado estudiando con Sensei profesor Reishin Kawai.Sensei me tenía todo ese tiempo ocupado en entrenamiento, en ese año (1981) decidí venir a Iquique, donde yo tengo mi hogar, a mi tierra, para poder difundir el Aikido".Entonces en la calle Baquedano de Iquique, se fundó la "primera academia", que tuvo que esperar en ese entonces como ocho meses, hasta Noviembre para ser inaugurada por tradición, había que tener un día especial de carácter muy sagrado para empezar, según la tradición se manifestaba como una academia de Buena Suerte, por decirlo así.

 

¿En que lugar de Iquique comenzó esta academia?

Comenzamos en calle Baquedano a entrenar todos esos años, más o menos hasta el año 1990-1992 y el año 1992 nos trasladamos a calle Latorre con 18 de Septiembre, ahí yo viví, pero no fundé la academia, la academia la tuvimos cerca en calle Zegers, donde actualmente está nuestra matriz central, nuestra pequeña academia central, en Zegers No 953, y desde ahí empezamos a entrenar en el año 1992 hasta el año 1998 más o menos, luego se fundó esta otra academia en Rio Seco con Av. Cerro Dragón en el sector sur de Iquique, y aquí en esta casa grande el Profesor Hector Alvarez, profesor de Karate, comparte los horarios con otras disciplinas.

 

¿Cuales son los días de entrenamiento?

Nosotros entrenamos los martes y jueves en la noche de 21:30 a 11:00 y los Sabados en la tarde de 14:30 a 15:30, donde a intermedios tomamos nuestro té en una ceremonia especial, muy sencilla, la ceremonia de OSHADES.

 

¿A propósito de Oshades, en otros países esta ceremonia es muy especial?

No es exactamente la misma ceremonia, la ceremonia del té radica en un estudio, un arte muy profundo, un arte específico, singular, que guarda una vía de vida, un camino. Como Aikido lo hace su arte, por lo tanto es un entrenamiento muy profundo, muy delicado y por supuesto muy hermoso, que es el arte de servir el té de una manera técnica, elegante y con bastante expresión profunda de lo que es el arte de esa técnica. Nosotros hacemos Osha los días Sabado a mitad de nuestro entrenamiento, pero lo hacemos para compartir el té sin hacer uso técnico de la ceremonia del té, solamente nos sentamos para compartir el té y terminar esa profunda idea de compartir algo tan sencillo pero tan profundo y así culminar la semana de esa manera, contentos existencialmente. De todas maneras durante la Osha de los domingos, en las conversaciones, en los momentos de estadía durante el oscha se llega a percibir ese silencio de la paz que existe entre nosotros y en las personas.

 

 

¿De qué manera el Aikido puede ayudar a cambiar espiritualmente al ser humano?

El Aikido está al servicio de las personas tomando en cuenta fundamentalmente la educación tanto mental, corporal y espiritual, por supuesto que ellas se relacionan a través del entrenamiento. Los movimientos técnicos llenos de gracia, de gentileza, de emotividad, el cuidado de la práctica, el cuidado del entrenamiento, de no provocar resistencia, no agredir, el cuidado la fineza de la práctica, la utilización de los principios técnicos y el principio del Ki, dán a la persona una formación muy atenta a las situaciones de la vida misma, por lo tanto las costumbres que van integrando como los saludos, la cordialidad, la gentileza, la caballerosidad en las acciones, el trato entre alumnos, les va motivando a cambiar sus conductas cotidianas, eso implica que al ir adquiriendo cambios van adquiriendo conocimientos, y esos conocimientos conforman una gran vía de desarrollo, donde la persona se desenvuelve, ya sea en la misma práctica, en su medio laboral, social, hogar y en todos los medios va aplicando esta forma de desplazarse, esta forma de desenvolverse con estos principios de la ética misma de la práctica como ya mencioné con los valores de gentileza, la educación, la formalidad, la honestidad que se van adquiriendo a través de estas conductas, de estas actitudes van dando bienestar y el bienestar que se siente va directamente tonificando, dispersando energía, canalizando energía através del cuerpo, dando esa autoconfianza que se adquiere, esa gratitud por lo que se ha ido aprendiendo, esa persona inmediatamente reacciona hacia su espíritu, tranquilo, sereno, por lo tanto se va conformando en un espíritu muy libre y por supuesto con mucha fuerza.

 

Todos los derechos reservados

contacto@aikidokawai.cl

 

Diseñado por Diseño Grafico Chile y Diseño Web Chile hosting chile hosting chile web host